Información

 

EL ESPACIO

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

ENTRE LA BELLEZA Y LA FE

EL RETABLO MAYOR

Por encargo del Conde comienza C. Fanzago su ejecución: tres calles con cinco huecos para los lienzos y un remate central con vano incluido. Es un precioso trabajo de incrustración, con mármoles blancos de Carrara, rojos de Verona, amarillos de Siena, negros de Bélgica, verdes de Calabria... hasta conseguir un resultado pleno de belleza, armonía y color.

Con esta misma técnica realiza C. Fanzago las bancadas colocadas actualmente en los laterales del presbiterio; eran la base para una reja que cerraría el presbiterio y que nunca se colocó. También es obra suya el taber­náculo, de bronce, lapislázuli, ópalo y jaspe; así como el resto de comple­mentos, retablos del crucero, marcos de mármol para los lienzos, púlpito, escudo de la casa de Monterrey, etc ..., diseñados y cortados en Nápoles y montados en Salamanca.

Cuatro estatuas -María Magdalena, Virgen María, San Juan y Santia­go- rematan el retablo a los pies del Crucificado. Es un precioso Calvario, en mármol de Carrara, obra de C. Fanzago.

Los siete grandes lienzos, buena muestra de la pintura napolitanana del XVII, le dan al frontal la alegría del color y una especial belleza.

EL PÚLPITO Y EL ESCUDO DE LOS CONDES DE MONTERREY

Se abre el púlpito como un gran balcón que domina toda la Iglesia y es una obra maestra del arte de la incrustación, con bellos contrastes y combi­naciones de formas y colores. El gran escudo, que refleja la larga y noble ascendencia de los Fonseca y de los Zúñiga, sorprende por su belleza y acabado.

PINTURA

Con la excepción de San Agustín y el ángel, en el retablo mayor, que vino más tarde desde los Paises Bajos y desde el taller de Rubens, los otros 15 lienzos hacen de esta iglesia una buena antología de la pintura napolitana del siglo XVII.

La Purísima

José de Ribera, 1635. Firmado: Jusepe de Ribera, español valenciano 1635

Este lienzo es desde el principio razón y eje en la construcción de la iglesia y desde entonces constituye el centro al que se dirige inevitablemente la mirada yla admiración del que lo contempla. Representa a la Inmaculada Virgen María, en un momento de grandes controversias en la Iglesia sobre la concepción sin pecado de la Virgen María como testifica la inscripción del lateral derecho del presbiterio.

Dios Padre y el Espíritu aparecen sobre ella rodeados de ángeles, la Virgen María se levanta sobre la tierra acompañada de un coro de ángeles que presentan algunas de las invocaciones y signos marianos, a sus pies la luna y sobre su cabeza la corona de doce estrellas, como presenta a la Mujer el Libro del Apocalipsis. Todo el cuadro, la com­posición, el color, los símbolos, el movimiento de las formas, las líneas de fuerza, la distribución de masas de color y de figuras... hacen de esta obra una de las cumbres de la pintura mariana.

La Piedad

José de Ribera. Firmado: Jusepe de Ribera. español 1631­
Remata el retablo en dramático contraste con el color y la luz de La Inmaculada; sobre el fondo oscuro resaltan el cuerpo muerto de Jesús y el rostro sereno y dolorido de María.

San Joaquín y Santa Ana

Obra italiana del S. XVIII. Representa a los padres de María en el momento en que, según cuen­ta una antigua e ingenua tradición, se abrazan ante la Puerta Dorada del templo de Jerusalén. El colorido y los contrastes tenebristas lo convier­ten, junto con el lienzo de San José (siglo XVII) al otro lado, en adecuado contrapunto del lienzo central.

San Juan Bautista

G. Reni, sin fecha. La figura de Juan, esbelta y en estudiado y difícil equilibrio, destaca

explosivamente sobre el paisaje del fondo. Todo en el cuadro refleja las mejores características de la pintura de G. Reni.

San Agustín

De la escuela de P. Rubens, sin fecha. Es la única obra no italiana de la iglesia. Sin olvidar la vigorosa Creación del mundo, de G. Lanfranco, en lo alto del frontal.

Y ya en el crucero y en la nace destacar la calidad pictórica de San Jenaro y la fuerza del claroscuro de San Agustín, de Ribera; la claridad y la distribución de masas de La Anunciación de Lanfranco; la fuerza y el dramatismo de La Crucifixión, de Basano; el suave y cálido claroscuro de La Virgen del Rosario, de M. Stanzione.

Buzón

Mensajes en el buzón:
  • Mar: Buenos días: me gustaría saber los pasos a seguir para celebrar mi matrimonio en la parroquia . Muchas gracias
  • guest_6388: Hola! Quisiera saber que pasos hay que seguir para celebrar nuestro matrimonio en la parroquia. Gracias
  • guest_8505: Hola, quisiera saber los requisitos necesarios para celebrar en la parroquia nuestro matrimonio. Gracias
  • guest_5310: hola!como me puede informar de las fechas para los cursos prematrimoniales?gracias
  • guest_3286_JSP: Hola, me gustaria saber los horarios de los cursos prematrimoniales. Gracias
  • aitor: hola me llamo aitor megutaria confimarme gracias
  • THAIDY RODRIGUEZ: Buenos dias,favor informar actividades de fe y arte previstas para el dia 10 de diciembre,favor confirmar hora,
  • guest_9485: hola, queria saber los horarios del despacho y la direccion a la que acudir, para poder celebrar nuestra boda en la iglesia de La Purisima. gracias!
  • guest_8266: Cuál es el mail de la parroquia? Gracias saludos
  • guest_8653: Buenas tardes. Quería saber si podríamos celebrar nuestra enlace matrimonial y el bautizo de nuestros dos hijos el mismo día. Un saludo